Resonancia Magnética de mamas

La resonancia magnética de mamas, o RM de la mama, es una prueba que se usa para detectar el cáncer de mama y otras anomalías del seno.

Una resonancia magnética de mama captura varias imágenes de la glándula mamaria. Las imágenes de resonancia magnética de mama se combinan, utilizando una computadora, para crear imágenes detalladas.

En ocasiones, una resonancia magnética del seno se realiza después de que la biopsia core resulte positiva para cáncer. En este sentido, la resonancia magnética de mama puede mostrarle al cirujano oncólogo o mastólogo la extensión de la enfermedad en el mismo seno.

La resonancia magnética de mama también se puede utilizar con la mamografía como una herramienta de detección para detectar el cáncer de mama en algunas personas. Esto incluye a mujeres con un alto riesgo de cáncer de mama, que tienen un fuerte historial familiar de cáncer de mama o que tienen cambios genéticos hereditarios del cáncer de mama.

resonancia magnetica de mamas en quito
  • ¿Cuándo está indicada la realización de una resonancia magnética de mama?

    En casos de mujeres con cáncer de mama en los que se sospeche que el tumor pudiera estar presente en otras partes del seno: La resonancia magnética de mama a veces se usa en mujeres a las que ya se les ha diagnosticado cáncer de mama, para ayudar a medir el tamaño del cáncer, buscar otros tumores en la mama y detectar tumores en el lado opuesto. Pero no todas las mujeres a las que se les ha diagnosticado cáncer de mama necesitan hacerse una resonancia magnética de mama. Por eso es importante acudir con los especialistas adecuados para recibir la mejor orientación.

    Para detectar el cáncer de mama: para ciertas mujeres con alto riesgo de cáncer de mama, se recomienda una resonancia magnética de detección junto con una mamografía anual. La resonancia magnética no se recomienda como una prueba de detección en sí misma porque puede pasar por alto algunos cánceres que una mamografía si detectaría.

    Aunque la resonancia magnética puede encontrar algunos cánceres que no se ven en una mamografía, también es más probable que encuentre cosas que resultan no ser cáncer (lo que se denomina falso positivo). Esto puede resultar en que una mujer se someta a pruebas y / o biopsias que terminan no siendo necesarias. Es por eso que la resonancia magnética no se recomienda como prueba de detección para mujeres con riesgo promedio de cáncer de mama.

  • ¿Cómo funciona el equipo de resonancia magnética?

    Así como las mamografías se realizan con máquinas de rayos X especialmente diseñadas para los senos, la resonancia magnética de mamas también requiere de un equipo especial. La maquina es conocida como resonador. No todos los hospitales y centros de diagnóstico por imágenes cuentan con equipos de resonancia magnética dedicados a mama . Si le va a realizar una resonancia magnética de mama, es importante tenerla en un centro con equipo dedicado, no solo con un equipo adecuado sino con médicos especialistas entrenados en enfermedades mamarias para que pueda recibir el mejor diagnóstico.

    La resonancia magnética utiliza imanes potentes en lugar de radiación para crear imágenes transversales muy detalladas del cuerpo. Un escáner de resonancia magnética toma imágenes desde muchos ángulos, como si alguien estuviera mirando un corte de su cuerpo desde el frente, desde el costado o desde arriba de su cabeza. La resonancia magnética crea imágenes de partes de tejidos blandos del cuerpo que a veces serían difíciles de ver con otras pruebas de diagnóstico por imágenes. Para ello, el equipo produce pulsos con fuerza magnética de 3 Teslas en la mayoría de los equipos adecuados para evaluar el seno. Para que se tenga una idea contextualizada, el campo magnético de la tierra es de 0.025 a 0.065 Teslas.

  • Consejos para prepararse para una resonancia magnética

    En caso de tener problemas con los espacios cerrados: La resonancia magnética de mama se realiza con mayor frecuencia mientras usted está acostada boca abajo dentro de un tubo largo y estrecho. Si usted sufre de claustrofobia o si es un problema para usted estar en un ambiente cerrado, es posible que deba tomar medicamentos para ayudarlo a relajarse mientras está en el escáner. También puede ayudar hablar con el tecnólogo o un consejero de pacientes o hacer un recorrido por la máquina de resonancia magnética antes de la prueba. Estará solo en la sala de examen, pero puede hablar con el técnico de resonancia magnética, quien puede ver y escuchar lo que está sucediendo.

    Quítese los objetos metálicos: antes de la prueba, se le pedirá que se desviste y se ponga una bata u otra ropa sin cremalleras ni metal. Asegúrese de quitarse todos los objetos metálicos que pueda, como pinzas para el cabello, joyas, trabajos dentales y perforaciones corporales.

    Si tiene metal en su cuerpo: antes de la exploración, el técnico le preguntará si tiene algún metal en su cuerpo. Algunos objetos metálicos no causarán problemas, pero otros sí.

    Si tiene alguno de estos tipos de implantes médicos, ni siquiera debe ingresar al área de escaneo de resonancia magnética a menos que un radiólogo o tecnólogo le indique que puede hacerlo:
    Un desfibrilador o marcapasos implantado
    Clips usados ​​en un aneurisma cerebral
    Un implante coclear (oído)
    Bobinas de metal dentro de los vasos sanguíneos.

  • ¿Qué se siente el hacerse una resonancia magnética de mama?

    Las imágenes por resonancia magnética generalmente se realizan de forma ambulatoria en un hospital o clínica. Te acostarás boca abajo en una mesa estrecha y plana. Sus senos colgarán hacia abajo en una abertura en la mesa para que puedan ser escaneados sin comprimirlos. El tecnólogo puede usar almohadas para que te sientas cómoda y no te muevas. Luego, la mesa se desliza en un tubo largo y estrecho.

    La prueba es indolora, pero debes permanecer inmóvil dentro del tubo estrecho. Es posible que le pidan que contenga la respiración o se mantenga muy quieta durante ciertas partes de la prueba. La máquina puede hacer ruidos fuertes, golpes, chasquidos y zumbidos, muy parecidos al sonido de una lavadora, cuando el imán se enciende y apaga. Algunas instalaciones le proporcionan tapones para los oídos o auriculares para ayudar a bloquear el ruido durante la prueba.

    Los exámenes de resonancia magnética más útiles para la obtención de imágenes mamarias utilizan un material de contraste llamado gadolinio que se inyecta en una vena del brazo antes o durante el examen, lo que ayuda a mostrar claramente los detalles del tejido mamario. (No es el mismo que el contraste que se usa en las tomografías computarizadas). Informe al técnico si tiene algún tipo de alergia o si ha tenido problemas anteriormente con algún medio de contraste usado en las pruebas por imágenes.

    Es importante permanecer muy quieto mientras se toman las imágenes.
    Cada conjunto de imágenes suele tardar unos minutos y la prueba completa suele tardar entre 45 y 60 minutos. Después de la prueba, es posible que le pidan que espere mientras se revisan las imágenes para ver si se necesitan más.

La resonancia magnética de mama se utiliza en la detección del cáncer de mama en mujeres con un riesgo superior al promedio. Por otra parte, no es una recomendación estándar el uso de este estudio para la detección del cáncer de mama en mujeres con riesgo promedio.

La resonancia magnética de mama también se utiliza a veces en el diagnóstico y la estadificación del cáncer de mama. Por ejemplo, algunas personas tienen cánceres de mama difíciles de encontrar (ocultos). Pueden tener cáncer en los ganglios linfáticos del área de la axila (ganglios axilares) o metástasis en el momento del diagnóstico. En estos casos, la resonancia magnética puede ayudar a encontrar el tumor original en la mama.

Resonancia magnética de mama frente a mamografía


En comparación con la mamografía, el cribado con resonancia magnética de mama tiene algunos inconvenientes:

  • La resonancia magnética de mama es más invasiva que la mamografía porque se administra un agente de contraste (gadolinio) por vía intravenosa (a través de una vía intravenosa) antes del procedimiento. En casos raros, las personas pueden tener una reacción al gadolinio.
  • El gadolinio puede acumularse en el cerebro con el tiempo en personas que se someten a resonancias magnéticas de forma regular, como las mujeres con alto riesgo de cáncer de mama que se someten a exámenes de resonancia magnética de mama con regularidad. Se está estudiando si esta acumulación tiene o no riesgos para la salud.
  • La resonancia magnética de mama tiene más resultados positivos falsos que la mamografía. Un resultado falso positivo muestra un posible cáncer de mama, aunque el cáncer de mama no esté presente. El área sospechosa debe revisarse con pruebas de seguimiento y, a veces, una biopsia, para asegurarse de que no haya cáncer de mama.
  • Algunos centros de resonancia magnética no tienen los imanes especiales necesarios para hacer una resonancia magnética de la mama o no cuentan con radiólogos especialmente capacitados para leer las resonancias magnéticas de mama.
  • La resonancia magnética de mama es costosa y no siempre la cubre el seguro.

Resonancia magnética de mama y detección de cáncer en mujeres con riesgo incrementado

En comparación con la mamografía sola, la mamografía más la resonancia magnética de mama pueden aumentar la detección del cáncer de mama en algunas mujeres con un riesgo de cáncer de mama superior al promedio.

Las guías del  National Comprehensive Cancer Network (NCCN) recomiendan la detección anual con mamografía en combinación con resonancia magnética de mama para algunas mujeres con riesgo incrementado para cáncer de mama, incluidas aquellas con:

  • Una mutación genética hereditaria BRCA1 o BRCA2
  • Un pariente de primer grado (madre, hermana, hija) con una mutación genética hereditaria BRCA1 / 2, pero que no han sido evaluados para mutaciones genéticas BRCA1 / 2.
  • Tratamiento de radiación en la zona del pecho entre los 10 y los 30 años
  • Síndrome de Li-Fraumeni o síndrome de Cowden / PTEN (y familiares de primer grado)
  • Una mutación genética heredada de PALB2, PTEN o TP53
  • Un riesgo de por vida superior al 20 por ciento de cáncer de mama invasivo basado principalmente en los antecedentes familiares (calcule su riesgo de por vida u obtenga más información sobre el riesgo).

La NCCN recomienda que algunas mujeres con riesgo incrementado para cáncer de mama consideren la resonancia magnética de mama como parte de la detección del cáncer, incluidas aquellas mujeres con:

  • Carcinoma lobulillar in situ (CLIS)
  • Hiperplasia atípica que también tiene un riesgo de por vida superior al 20 por ciento de cáncer de mama invasivo
  • Una mutación genética heredada de ATM, BARD1, CDH1, CHEK2 o NF1
  • Es recomendable que las mujeres con mayor riesgo de cáncer de mama comiencen la detección a una edad más temprana que las mujeres con riesgo promedio.

El Cirujano oncólogo o el mastólogo son las personas ideales para que usted pueda recibir la mejor orientación acerca de las pruebas de detección de cáncer de mama mas apropiadas para su caso particular.

Nuevos estudios relacionados con la resonancia de senos

Mujeres con antecedentes personales de cáncer de mama

La mamografía más la resonancia magnética de mama está en estudio para la detección de nuevos cánceres de mama en mujeres con antecedentes personales de cáncer de mama.

Algunos estudios sugieren que, para las mujeres diagnosticadas con cáncer en un seno, la mamografía más la resonancia magnética del seno pueden detectar el cáncer de seno en el seno opuesto (contralateral) mejor que la mamografía sola.

Un estudio encontró que la mamografía más la resonancia magnética de mama también pueden ayudar a encontrar nuevos cánceres en la mama tratada (en mujeres que se sometieron a lumpectomía).

Sin embargo, todavía no está claro si la detección con resonancia magnética de mama ofrece un beneficio a las mujeres que han tenido cáncer de mama. Tampoco está claro si los posibles beneficios superan los riesgos. Por lo tanto, no se recomienda de forma rutinaria.

Mujeres con tejido mamario denso

Se está estudiando la mamografía más la resonancia magnética de mama para el cribado en mujeres con tejido mamario denso.

La resonancia magnética de mama más la mamografía pueden detectar algunos cánceres de mama más que la mamografía sola. Sin embargo, agregar una resonancia magnética de mama aumenta los resultados falsos positivos y no está claro si mejora los resultados del cáncer de mama.

Por ahora no hay suficiente evidencia para hacer una recomendación formal y estándar a favor o en contra de la detección por resonancia magnética en mujeres que tienen senos densos.