Mamografía

Una mamografía es una imagen de rayos X que se realiza en los senos.

Puede usarse para detectar cáncer de mama en mujeres que no presentan signos o síntomas de la enfermedad. También se puede utilizar si tiene un bulto u otro signo de cáncer de mama.

La mamografía que se realiza como pesquisa corresponde al tipo de mamografía que se indica cuando la mujer no presenta síntomas. Puede ayudar a reducir el número de muertes por cáncer de mama entre las mujeres de 40 a 70 años. Pero también puede tener inconvenientes.

Las mamografías a veces pueden encontrar algo que parece anormal pero que no es cáncer. Esto conduce a más pruebas y puede causarte ansiedad. A veces, las mamografías pueden pasar por alto el cáncer cuando de hecho si está presente. Otra desventaja es que también te expone a la radiación, aunque es mínima en contraposición al efecto que tiene para reducir la tasa de mortalidad por cáncer de mama.

Mamografía

Es recomendable hablar con tu médico acerca de los beneficios y las desventajas de las mamografías. Juntos, pueden decidir cuándo empezar y con qué frecuencia hacerse una mamografía.

Las mamografías también se recomiendan para mujeres más jóvenes que tienen síntomas de cáncer de mama o que tienen un alto riesgo de contraer la enfermedad. En este subgrupo de mujeres se recomienda el uso de la tomosíntesis mamaria, el cual es un estudio similar a la mamografía convencional, solo que permite evaluar mejor los senos densos, típicos de las mujeres jóvenes.

Consejos para hacerse una mamografía

Si debe realizarse una mamografía y se ha vacunado recientemente contra COVID-19, pregúntele a su médico cuánto tiempo debe esperar después de la vacunación para hacerse la mamografía.

Trate de no hacerse la mamografía la semana anterior a su período o durante su período. En ese momento, sus senos pueden estar sensibles o hinchados.

El día de su mamografía, no use desodorante, perfume ni talco. Estos productos pueden aparecer como manchas blancas en la radiografía.

Algunas mujeres prefieren usar un top con falda o pantalón, en lugar de un vestido. Deberá desvestirse de la cintura para arriba para la mamografía.

  • ¿Cómo se hace una mamografía?

    Se parará frente a una máquina de rayos X especial. Un tecnólogo colocará su seno en una placa de plástico. Otro plato presionará firmemente su seno desde arriba. Las placas aplanarán el seno, manteniéndolo quieto mientras se toma la radiografía. Sentirás algo de presión. Los pasos se repiten para hacer una vista lateral del seno. El otro seno se tomará una radiografía de la misma manera. Luego, esperará mientras el técnico revisa las cuatro radiografías para asegurarse de que no sea necesario volver a tomar las imágenes. Tenga en cuenta que el tecnólogo no puede informarle los resultados de su mamografía. La mamografía de cada mujer puede verse un poco diferente porque todos los senos son un poco diferentes.

  • ¿Qué se siente al hacerse una mamografía?

    Hacerse una mamografía es incómodo para la mayoría de las mujeres. Algunas mujeres lo encuentran doloroso. Sin embargo, una mamografía toma solo unos minutos y las molestias desaparecen pronto. Lo que sienta depende de la habilidad del técnico, del tamaño de sus senos y de cuánto deben presionarse. Sus senos pueden estar más sensibles si está a punto de tener su período. Un médico con capacitación especial, llamado radiólogo, leerá la mamografía. Examinará la radiografía en busca de signos tempranos de cáncer de mama u otros problemas.

  • ¿Cuándo recibiré los resultados de mi mamografía?

    Por lo general, obtendrá los resultados en unas pocas semanas, aunque depende de la instalación. Un radiólogo lee su mamografía y luego les informa los resultados a usted y a su médico. Si hay alguna alteración, es posible que se comuniquen con usted del centro de radiología para realizar algún estudio complementario. Comuníquese con su proveedor de atención médica o con el centro de mamografía si no recibe un informe de sus resultados dentro de los 30 días.

  • ¿Qué sucede si mi mamografía es normal?

    Continúe con las mamografías de acuerdo con los intervalos de tiempo recomendados. Las mamografías funcionan mejor cuando se pueden comparar con las anteriores. Esto le permite al radiólogo compararlos para buscar cambios en sus senos.

  • ¿Qué sucede si mi mamografía es anormal?

    Una mamografía anormal no siempre significa que haya cáncer. Pero necesitará hacerse mamografías, pruebas o exámenes adicionales antes de que el médico pueda asegurarlo. También es posible que el ginecólogo o médico de cabecera la deriven a un especialista en mamas o un cirujano oncólogo. No significa necesariamente que tenga cáncer o necesite cirugía. Estos médicos son expertos en el diagnóstico de problemas mamarios. Los médicos realizarán pruebas de seguimiento para diagnosticar el cáncer de mama o para determinar que no hay cáncer.

  • ¿Dónde puedo hacerme una mamografía y con quién puedo hablar si tengo preguntas?

    Si tiene un médico habitual, hable con él o ella. El lugar donde se realiza el estudio es de gran importancia, ya que un mamógrafo de baja calidad, o un médico radiólogo que no se dedique a esta área, pueden aumentar la tasa de falsos negativos. Un falso negativo decir que usted puede recibir un resultado como normal, cuando realmente si presenta una lesión maligna. Por ello, es importante pedir consejo acerca de donde realizarse el estudio a su médico especialista, ya sea un cirujano oncólogo o un mastólogo,