fibroadenoma

FIBROADENOMAS

Los fibroadenomas son lesiones sólidas benignas del seno que con frecuencia aparecen en mujeres jóvenes. Presentan muy bajo potencial de malignidad, de hecho, es excepcional la aparición de un carcinoma en una de estas lesiones benignas.

  • ¿Qué es un fibroadenoma en el seno?

    Un fibroadenoma consiste en una lesión benigna de la mama que esta compuesto por tejido estromal y glandular.

  • ¿En quienes es frecuente el fibroadenoma?

    Este tumor aparece con mas frecuencia en mujeres entre los 15 y 35 años.

  • ¿Cómo saber si un bulto en el seno se trata de un fibroadenoma?

    Un fibroadenoma se caracteriza por ser una lesión nodular en el seno que crece progresivamente. Muchas de estas lesiones no se palpan y solo son detectables mediante estudios de imágenes.
    Pueden sentirse como una masa redondeada con bordes bien definidos, de consistencia firme y gomosa. Generalmente no producen dolor a la palpación.

  • ¿Existen varios tipos de fibriadenomas?

    Los fibroadenomas suelen clasificarse en varios tipos según su morfología en el estudio histológico y según las características clínicas de la paciente, como la edad, tamaño y tiempo de evolución. Algunos tipos de fibroadenomas son:
    – Simples
    – Complejos (tienen un riesgo ligeramente mayor de cáncer de seno)
    – Juveniles
    – Gigantes

  • ¿Cómo saber si se trata realmente de un fibroadenoma?

    Existen diferentes herramientas que permiten ayudar al médico a hacer la distinción entre un fibroadenoma y otra lesión de la mama, a saber:

    – Estudio patológico
    La biopsia de la lesión mediante una punción o mediante cirugía es el método mas confiable con el que se puede definir si se trata o no de un fibroadenoma
    – Estudios de imagen
    Algunos de estos tumores son muy pequeñas y no se pueden palpar. Sin embargo, la mamografía o la ecografía pueden poner en evidencia dichas lesiones. No solo eso, el uso de estas herramientas permite caracterizar adecuadamente a la lesión y sugerir el diagnóstico.

  • ¿Cuál es el tratamiento de un fibroadenoma?

    Muchos de los fibroadenomas pueden ser susceptibles de un manejo sin cirugía. Sin embargo, aquellas lesiones que incrementan de tamaño o cambian sus características morfológicas durante el seguimiento son susceptibles de operación.

    1) Manejo no quirúrgico:
    Es necesario cumplir con algunos requisitos para tomar una conducta no quirúrgica.
    – Resultados de estudios de imagen compatibles con fibroadenoma
    – Biopsia percutánea con resultado compatible con fibroadenoma
    – La cirugía pudiera acarrear problemas estéticos como distorsión de la mama
    – Existe estabilidad en tamaño y forma de las lesiones en los estudios de imagen durante el seguimiento

    2) Manejo Quirúrgico:
    Es recomendable la realización de la cirugía ante las siguientes situaciones:
    – Tumor de gran tamaño
    – Dolor mamario o molestia estética asociada
    – Crecimiento de la lesión durante el seguimiento previo
    – Existen hallazgos de sospecha en el resultado de la biopsia o es difícil diferenciarlo con otras patologías

  • ¿Cuándo buscar ayuda de un profesional médico?

    Sugiero contactar a tu mastólogo o cirujano oncólogo cuando presentes cualquiera de los siguientes síntomas:

    1) Cualquier bulto nuevo en los senos
    El crecimiento progresivamente lento es mas común en lesiones como los fibroadenomas. Sin embargo, el crecimiento de un tumor phyllodes puede ser mucho mas rápido. Si es una lesión que recién te has percatado que posees, acude a tu especialista! Sólo así podrías recibir una mejor orientación de un adecuado plan a seguir.

    2) Un bulto en la mama que tu médico haya revisado previamente que este creciendo o que cambia
    Si la lesión ha estado contigo desde hace tiempo, pero existen hallazgos de sospecha como por ejemplo que actualmente su tasa de crecimiento aumente o sus características morfológicas hayan estado cambiando. Estos cambios pueden elevar el índice de sospecha en un medico entrenado en el manejo del cáncer como el cirujano oncólogo. Es importante que estés en control con el médico adecuado!!

    3) La piel de la mama tiene hoyuelos o está arrugada (como una naranja)
    Esto corresponde a un hallazgo muy frecuente en pacientes con cáncer de mama localmente avanzado en donde el tumor ha invadido la piel que lo cubre, obstruyendo los vasos linfáticos y generando edema de la piel recordando a la apariencia de la cáscara de la naranja. Es imperativo visitar al cirujano oncólogo para que puedas ser evaluada adecuadamente y recibir un tratamiento adecuado!

    4) Cambios en el pezón o secreción por el pezón
    Estos cambios pueden deberse a diferentes causas benignas en la mayoría de los casos pero puede existir la probabilidad de que se trate de una lesión maligna subyacente. Una condición frecuente en la que la areola y el pezón pueden presentar una apariencia similar a una dermatitis descamativa es la enfermedad de Paget del pezón en la cual existe una alta probabilidad de que haya subyancente el crecimiento de un carcinoma ductal in situ. Es de gran importancia que acudas al cirujano oncólogo para que pueda descartar cualquier tipo de alteración maligna.

Causas del fibroadenoma

No se conoce con certeza el origen de la aparición de esta lesión. Sin embargo, se ha establecido que las hormonas que se producen en los ovarios, como los estrógenos, puede influir en el crecimiento de estos tumores benignos. En mujeres que han pasado la menopausia es infrecuente la aparición de un fibroadenoma, y en este caso particularmente la atención del médico se centra en determinar si se trata de un cáncer.

Síntomas

Estos tumores benignos suelen ser de consistencia renitente, con bordes definidos, móviles y no dolorosos. Además, el crecimiento de ellos suele ser lento y progresivo. En algunas ocasiones, el crecimiento de un fibroadenoma es rápido, afectando una gran proporción del volumen mamario.

Muchas mujeres acuden a consulta debido a que se han percatado de algún nódulo mamario que ha crecido recientemente o de una lesión que viene creciendo recientemente. A pesar del crecimiento sostenido, la mayoría son indoloros.

Diagnóstico

Los tumores de crecimiento rápido que aparecen en adolescentes menores de 16 años suelen conocerse como fibroadenomas gigantes juveniles, y suelen ser manejados con tratamiento quirúrgico.

En mujeres menores de 35 años, los fibroadenomas pueden ser confundidos con otras lesiones benignas, como por ejemplo, el tumor phyllodes, el cual es mas agresivo y presenta un potencial de malignidad significativo. La distinción entre los dos es particularmente difícil mediante estudios de imagen, por lo que el estudio histopatológico mediante biopsia o cirugía lograría hacer la diferenciación de forma segura.

En mujeres mayores de 35 años una lesión sólida en los estudios de imagen pudiera corresponder con un cáncer de mama, sobre todo si esta lesión es de reciente aparición y presente características de sospecha. Es por ello que una evaluación adecuada por un especialista es la mejor forma de conseguir el mejor manejo.

Las herramientas que se utilizan para diagnosticar un fibroadenoma incluyen estudios de imagen como el ultrasonido mamario, la mamografía, la resonancia magnética. Sin embargo, el diagnóstico con mayor certeza se alcanza con la realización de una biopsia core del tumor o la realización de una exéresis quirúrgica para su estudio histopatológico.

Tratamiento

La mayoría de los fibroadenomas tienen un muy bajo potencial de malignidad. Es por ello que las opciones de manejo incluyen la observación y control imagenológico cada cierto tiempo o la realización de una cirugía en la que se reseque la lesión por completo.

Lamentablemente no existen medicamentos, ni tratamientos naturales que hayan demostrado ser útiles en la disminución, o desaparición de las lesiones que ya existen. Algunos tratamientos han sido usados para evitar el crecimiento de estas lesiones, sin embargo, los resultados no son reproducibles entre todas las mujeres.

Con frecuencia la vitamina E es utilizada para el tratamiento de los fibroadenomas, sin embargo, no es una práctica que se sugiera con frecuencia entre los especialistas que verdaderamente conocen el tema.

Pronóstico

Los fibroadenomas suelen disminuir de tamaño una vez que la mujer llega a la menopausia, momento en el que la influencia hormonal cae significativamente y por ende disminuye la estimulación que ejercen las hormonas sobre los fibroadenomas. La mayoría de los fibroadenomas son y se mantendrán como benignos. Excepcionalmente, un fibroadenoma presentará algunas características que sugieran ser atípicos. Los fibroadenomas atípicos deben ser biopsiados o eliminados quirúrgicamente ya que pudieran evolucionar a una lesión maligna. Aunque es realmente infrecuente, algunas mujeres pudieran ser candidatas a una mastectomía cuando la afectación por fibroadenomas es severa y extensa, pero dicha decisión debe estar orientada adecuadamente por el especialista.