Quistes en los senos

Constituyen los tumores benignos mas frecuentes que se desarrollan en el seno. La aparición de quistes aislados o conglomerados pueden generar dolor mamario con mucha frecuencia. La gran mayoría son benignos y no tienen potencial de convertirse en lesiones malignas. Solo aquellos que posean algún componente sólido en su interior, tendrán mayor probabilidad de desarrollar células malignas.

Tipos de quiste mamario

Quiste simple

Para explicarlo de forma sencilla imagina que los quistes simples son como una funda o bolsa llena de líquido, en el que tanto la funda como el líquido que esta en su interior están constituidos por células benignas. La mayoría de los quistes se forman debido a la obstrucción de un conducto a nivel de la unión ducto lobulillar y el liquido que se genera distiende las paredes hasta formar una tumor redondo lleno de material acuoso.

Incrementan de tamaño por la estimulación hormonal y pueden generar dolor. En ocasiones se sugiere la punción y el drenaje del líquido para el alivio del síntoma. Sin embargo, muchas veces los quistes son muy numerosos y pequeños, lo cual genera un componente inflamatorio alrededor que causa dolor. Esta condición es conocida como mastopatía fibroquística.

Este tipo de quiste no se transformaran en cáncer!

Quiste complicado

Estos quistes son parecidos a los previos, solo que el contenido es mas espeso y por lo tanto es difícil distinguir si inicialmente albergan algún componente sólido que pudiera corresponder con un cáncer. Algunas veces los quistes simples pueden sangrar internamente por algún trauma lo que hace que este líquido se espese temporalmente o a veces el material acuoso del quiste comienza a ser reabsorbido y se espesa.

La ecografía es un excelente estudio para determinar las características morfológicas de un quiste y ante una lesión complicada lo mas recomendable sería la vigilancia en un corto período de tiempo ya que la probabilidad de que se trate de una lesión maligna es muy baja.

Quiste complejo

Estas son las lesiones quísticas del seno que tienen la mayor probabilidad de albergar un cáncer. La mayoría de los tumores malignos que se presentan como lesiones quísticas son los cánceres papilares del seno.

Característicamente los quistes complejos presentan algún componente sólido en su interior que representa realmente la porción maligna del tumor. Es imperativa la realización de un estudio patológico cuando un quiste presenta estas características a fin de saber si se trata de un papiloma o un cáncer papilar.

Con frecuencia es preferible la resección quirúrgica completa de la lesión para poder hacer la evaluación ya que la distinción entre un papiloma, un carcinoma papilar intraquístico y un carcinoma papilar invasor es mejor realizarlo con el estudio histopatológico de la pieza completa.

  • ¿Qué es un quiste mamario?

    Un quiste en el seno consiste una masa redonda u ovoide llena de líquido derivada de la unidad ducto lobulillar del conducto terminal.

  • ¿Por qué se forman los quistes en los senos?

    Debido a la distensión y obstrucción de los conductos mamarios puede presentarse una acumulación de líquido en el ducto terminal, generando una dilatación sacular que genera el quiste o los quistes. Los quistes mamarios están influenciados por la función hormonal y la fluctuación del ciclo menstrual.

  • ¿Qué tan frecuente son los quistes mamarios?

    Los quistes en el seno son masas comunes que se encuentran tanto en mujeres pre-menopáusicas, peri-menopáusicas y posmenopáusicas. Sin embargo, múltiples estudios han demostrado que aproximadamente 40% de las mujeres presentan quistes. Las mujeres entre 35 y 50 años son las más afectadas, fundamentalmente aquellas pre-menopáusicas. Los quistes pequeños sintomáticos y asintomáticos (microquistes) son comunes en mujeres jóvenes pre-menopáusicas.

  • ¿Cuáles son los síntomas de un quiste en el seno?

    Un quiste mamario puede presentarse como una masa dolorosa o indolora, a menudo solitaria. La masa puede ser grande, pequeña o en forma de un grupo de microquistes pequeños. La historia natural de los quistes mamarios consiste en el desarrollo cíclico y la regresión, de hecho el 69% se resuelve en cinco años.
    El agrandamiento relativamente rápido de los quistes puede causar dolor mamario intenso y localizado de inicio repentino. Los cambios microquísticos del seno con frecuencia causan dolor y / o sensibilidad antes del inicio de la menstruación, y a veces el dolor persiste durante todo el ciclo menstrual.

  • ¿Cómo se realiza el diagnóstico de los quistes en el seno?

    El examen físico por sí solo no puede distinguir definitivamente entre un quiste benigno, una masa sólida benigna y una neoplasia maligna. Los quistes mamarios pueden evaluarse mediante varios estudios de imágenes. La elección de la modalidad de imagen mamaria inicial depende de la edad de la mujer.
    Estudios de imágen más utilizados
    Ultrasonografía: la ecografía se usa para diferenciar entre una masa llena de líquido, sólida o que contiene elementos mixtos.
    Mamografía: la mamografía tiene una gran limitación para caracterizar adecuadamente una lesión quística.
    Resonancia Magnética: este estudio puede identificar adecuadamente las características morfológicas de un quiste. Asimismo, puede evaluar su probable comportamiento biológico y puede permitir hacer una diferenciación con lesiones quísticas malignas. El quiste típico aparecerá como una imagen brillante de alta intensidad de señal en T2 con supresión grasa.

  • ¿Cómo se clasifican los quistes mamarios?

    Simples: completamente benignos y no se justifican la toma de muestra para biopsia
    Complicados: generalmente se realiza seguimiento a corto plazo
    Complejos: son sospechosos de albergar cáncer de mama, por lo que está indicada la realización de una biopsia. El riesgo de cáncer mamario en los quistes complejos puede llegar hasta 23%.

  • ¿Se puede confundir con otra lesión? ¿Hay riesgo de cáncer al tener quistes mamarios?

    Esta es una pregunta muy importante. Debes conocer que existen algunas lesiones que pueden ser confundidas con un quiste mamario. El mastólogo que te evalúe debe conocer los detalles diagnósticos de otras lesiones como, absceso, hematoma, necrosis grasa, galactocele, quiste oleoso y no menos importante CÁNCER de mama.
    Hay lesiones quísticas que contienen cáncer en su interior por lo que una adecuada evaluación minuciosa por parte de tu médico deberá orientar el diagnóstico acertado. El cirujano oncólogo posee la experticia necesaria no solo para hacer el diagnóstico correcto sino también para manejar un caso oncológico si fuera el caso.

  • ¿Cómo es el tratamiento y manejo de de estas lesiones?

    Recomiendo acudir con un médico calificado en el área de mastología y preferiblemente uno con experiencia en el manejo de situaciones oncológicas.
    Una vez que se ha hecho el diagnóstico de un quiste mamario mediante los estudios de imagen, el manejo inicial suele ser la aspiración con aguja fina guiada por ecografía para garantizar el colapso completo de las paredes del quiste. Este procedimiento puede aliviar los síntomas de dolor y malestar. Dependiendo de las características del líquido, este puede ser enviado o no a estudios adicionales.
    La mayoría de los quistes en el seno no requieren intervención.
    Una opción para el manejo de los quistes simples es la realización de nuevos estudios de imagen de forma periódica para detectar cambios en el tiempo. Los cambios preocupantes (p. Ej., Aumento de tamaño, desarrollo de un componente sólido) son indicativos de realizar una biopsia core guiada por imagen. Este procedimiento lo realiza un radiólogo y preferiblemente uno con experiencia en mastología.
    En casos en que los quistes reincidan habiendo sido tratados en varias oportunidades mediante punción y aspiración del líquido, se puede aconsejar la extirpación quirúrgica lo cual permite poder realizar un estudio histológico adecuado.

  • ¿Hay algo que pueda hacer para mejorar los síntomas?

    Como mastologo y cirujano oncólogo te recomiendo las siguientes medidas no quirúrgicas que te ayudaran a aliviar los síntomas:
    Los sujetadores o sostenes que tienen una varilla metálica generalmente pueden causar molestias en la cola de la mama (hacia la axila). Evita el uso de ellos sobre todo en los días previos a la menstruación.
    El uso de medidas térmicas puede aliviar significativamente el dolor que se genera en el periodo pre-menstrual. El uso de un frío gel puede ser de gran utilidad y puede disminuir la necesidad de utilizar medicamentos para el dolor.
    Los alimentos y bebidas que contienen xantinas o sus derivados pueden acentuar el dolor que generan los quistes por lo que te recomiendo evitar el café, chocolate, té negro.

Tratamiento de los quistes en el seno

El manejo de estas lesiones dependerá del tipo de quiste que presenta la paciente. Es por ello que la evaluación por un especialista calificado permitirá orientar el tratamiento con mayor efectividad.

Los quistes simples pueden ser observados en el tiempo con estudios de imagen seriado ya que no representan lesiones de riesgo, ni incrementan la probabilidad de desarrollar cáncer del seno. Por otro lado, en aquellas mujeres que experimentan dolor debido a la presencia de un quiste de gran tamaño, es sugerible la punción y aspiración del líquido con intención de aliviar el síntoma.

Los quistes complicados generalmente son manejados conservadoramente. La mayoría de las veces se repite un ultrasonido mamario en 4 a 6 meses con la intención de evaluar las características de la lesión. En caso de que se mantenga estable se repetiría un nuevo estudio de imagen en un año o mas, sin embargo, en caso de haber cambios morfológicos se procedería a realizar el estudio histopatológico respectivo.

Los quistes complejos, por ser aquellos con mayor probabilidad de albergar un carcinoma, deben ser sometidos a biopsia para conocer la naturaleza del mismo.