Hormonas y cáncer de mama

Las hormonas y el cáncer de mama

Es bien conocido que, a mayor exposición estrogénica, una mujer puede tener mas riesgo de desarrollar cáncer del seno.

Los estrógenos son las hormonas femeninas producidas en los ovarios durante la etapa reproductiva de su vida (después de la primera menstruación y antes de la menopausia). Estas hormonas estimulan y “preparan” al seno con cada ciclo menstrual para una posible lactación. Se ha demostrado que esta estimulación hormonal puede incrementar el riesgo de desarrollar cáncer de mama.

Las mujeres sometidas a mayor carga de hormonas tendrán mayor probabilidad de desarrollar cáncer de mama

Se ha postulado que en mujeres que tienen su primera menstruación a los 11 años o menos, tendrán riesgo incrementado. Asimismo, aquellas mujeres que tienen su primer embarazo a término después de los 29 años también tendrán un riesgo alto.

Por otra parte, la mujeres que alcanzan la menopausia pueden experimentar síntomas del climaterio que en algunas ocasiones son tratadas con terapia hormonal de reemplazo, lo cual incrementa significativamente el riesgo de desarrollar cáncer de mama. Los mastólogos y cirujanos oncólogos consideramos con mucha cautela el manejo del climaterio con terapia hormonal de reemplazo que a veces indican nuestros colegas ginecólogos.

Una cuidadosa evaluación del riesgo de desarrollo de cáncer de mama con algoritmos diseñados para tal fin, constituye un paso fundamental en la toma de decisión de usar o no terapia hormonal de reemplazo para mujeres que llegan a la menopausia.